¿Cómo deducir las estafas telefónicas en tu declaración de la renta?

En los últimos años, los ciberdelitos se han convertido en una amenaza creciente, afectando a muchas personas que se ven atrapadas por estafas telefónicas y otros delitos similares. En respuesta a esta tendencia, Hacienda ha introducido una importante novedad en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF): ahora es posible deducir las pérdidas sufridas por ciberdelitos como una pérdida patrimonial. 

Si has sido víctima de una estafa telefónica, en Sirvent y Granados Abogados, especialistas en Derecho de las Nuevas Tecnologías, podemos ayudarte  en la recuperación del importe estafado.

Como-deducir-las-estafas-telefonicas-en-tu-declaración-de-la-renta

Las estafas telefónicas y el IRPF

Por primera vez, Hacienda permite deducir las pérdidas sufridas a través de estafas telefónicas en la declaración de la Renta. Esta medida fue anunciada por la Dirección General de Tributos (DGT) en respuesta a un caso de estafa en el que un delincuente suplantó la identidad de una hija, consiguiendo que su padre realizara transferencias monetarias.

La posibilidad de deducir las pérdidas por estafas telefónicas surge del reconocimiento de que, con la creciente digitalización, las estafas a través de dispositivos móviles y online se han convertido en una amenaza seria y cada vez más común. Esta nueva deducción permite a las víctimas reducir su carga fiscal, siempre y cuando puedan justificar correctamente sus pérdidas.

La DGT señala que «el importe dinerario objeto del engaño o estafa sufrido por el consultante constituirá una pérdida patrimonial». Sin embargo, el artículo 33 de la Ley del IRPF establece que las pérdidas no justificadas no se computan como pérdidas patrimoniales, por lo que los contribuyentes deben acreditar las pérdidas a través de pruebas admitidas en Derecho.

El enfoque de Hacienda

Hacienda ha reconocido la importancia de abordar las pérdidas sufridas por las víctimas de ciberdelitos. En su reciente comunicación, la DGT declaró que estas pérdidas pueden ser deducidas en la declaración de la Renta, siempre y cuando estén debidamente justificadas. Esta medida brinda a las víctimas de estafas telefónicas una forma de recuperar parte de sus pérdidas, lo que refleja un enfoque más consciente de los desafíos actuales en el ámbito digital.

Los contribuyentes pueden compensar cada año hasta el 25% del saldo positivo formado por las rentas del trabajo, del capital inmobiliario y de las actividades económicas. Si las pérdidas superan este porcentaje, pueden compensarse en los años siguientes, hasta un máximo de cuatro años.

La opinión de Sirvent y Granados

Carlos Gómez Sirvent considera que la nueva deducción del IRPF por pérdidas derivadas de ciberdelitos es un paso positivo.

La Ley del IRPF es clara al establecer que las pérdidas patrimoniales pueden deducirse si están debidamente justificadas y reconocidas por los órganos reguladores.

Nuestro compañero también resalta la importancia de que tanto las entidades reguladoras como las privadas, como la banca, asuman su responsabilidad en estos casos. En muchos fraudes, las instituciones financieras juegan un papel clave, y su colaboración es crucial para prevenir y resolver estos delitos.

Por ello, en Sirvent y Granados Abogados, somos especialistas en la recuperación de las cantidades estafadas exigiendo responsabilidades a las entidades bancarias. Si has sido perjudicado por una estafa telefónica, no dudes en contactar con nosotros.

miembro-del-equipo-sirvent-y-granados-1

Facilidades para los contribuyentes

La Agencia Tributaria ha implementado varias facilidades para ayudar a los contribuyentes a presentar su declaración de la Renta, especialmente a las personas afectadas por estafas telefónicas. Uno de estos servicios es el plan ‘Le Llamamos’, que ofrece asistencia telefónica para la Campaña de la Renta 2023. Este plan está disponible para todos los contribuyentes, pero es especialmente útil para personas mayores de 65 años que viven en pequeños municipios.

El plan ‘Le Llamamos’ estará disponible hasta el 1 de julio de 2024, y permite que la Agencia Tributaria confeccione la declaración del contribuyente por teléfono. Este servicio es una de las varias opciones que ofrece la Agencia para facilitar el proceso de declaración. Entre el 3 de junio y el 1 de julio de 2024, la Agencia también brindará asistencia presencial en sus oficinas, con cita previa.

Conclusión

La nueva deducción en el IRPF por pérdidas derivadas de estafas telefónicas representa un avance significativo en la protección de los contribuyentes. Si has sido víctima de una estafa a través de teléfonos móviles o de otros ciberdelitos, es crucial contar con asesoramiento legal para asegurarte de que puedas justificar tus pérdidas y beneficiarte de esta nueva medida.

En Sirvent y Granados Abogados, somos expertos en Derecho de las Nuevas Tecnologías y podemos ayudarte a proteger tus derechos e intereses en el ámbito digital. No dudes en ponerte en contacto con nosotros para obtener el apoyo legal que necesitas.

bufete-abogados-tenerife-sirvent-y-granados

¡Rellena el formulario si has sido víctima de una estafa telefónica y necesitas asesoramiento!